¿Por qué, mamá? Una etapa preciosa pero agotadora

Curiosidad innata Los peques son curiosos por naturaleza. Y eso es bueno, ya que es la manera en que aprenden. Desde que son pequeñitos han estado haciéndose preguntas ¿qué pasa si tiro este vaso al suelo?, ¿por qué se ha roto?, ¿por qué me habrá regañado mamá?… Sin embargo, hacia los tres años ya pueden […]