Guía para una lactancia exitosa en verano

Sin embargo, cuando el calor aprieta es más importante que nunca continuar con la lactancia materna para que el pequeño no se deshidrate y  mamá también tiene que cuidar su alimentación. A continuación, una guía para continuar con la lactancia exitosamente también en verano.

Guía para la lactancia

Estar atentos a las señales del bebé y buscar sitios frescos para amamantarle son solo algunas de las ideas recogidas en la guía que ha elaborado la marca Medela para una lactancia más fácil en verano:

  • Deben eliminarse los horarios estrictos y las tomas controladas. Éstas deberán realizarse a demanda. Con las altas temperaturas el bebé suda más y corre el riesgo de sufrir deshidratación. La leche materna le proporcionará todo el líquido que necesita.
  • Hay algunas señales que indican que el bebé tiene sed: cabeceo, se lleva la mano a la boca, saca la lengua… Si se producen, habrá que darle una nueva toma evitando que el bebé llegue a llorar.
  • Es idóneo realizar las tomas en lugares frescos. Conviene mantener las ventanas cerradas y las persianas bajadas para refrescar el ambiente. Y en el caso de que la habitación donde la madre vaya a dar el pecho disponga de aparato de aire acondicionado, es fundamental no exponer directamente al bebé al flujo del aire.
  • Cuando el bebé y la madre se encuentran cómodos y relajados la toma suele ser más eficaz porque ese estado favorece el flujo de leche. Un baño previo en la piscina o en casa para refrescarse, además del contacto piel con piel, puede ser de gran ayuda. Eso sí, no es recomendable amamantar en la piscina.
  • Es importante asegurarse de que el bebé se encuentra fresco y protegido del sol. Mantenerlo a la sombra es crucial, además de contar con un protector solar y una gorra para resguardarle del sol.

Cuidados para la mamá

Al igual que el bebé, la madre también necesita hidratarse más frecuentemente cuando da el pecho y no sólo por el calor, también porque la hormona que se segrega cuando se amamanta, la oxitocina, provoca sed. Se aconseja beber entre 2,5 litros de agua y 3 al día y beberse un vaso durante la toma o alternar con zumos naturales o infusiones frías (sin teína). Mejor evitar los refrescos azucarados y las bebidas con gas.

Para mantener la hidratación son ideales las frutas veraniegas como el melón o la sandía, con mucha cantidad de agua acompañada de vitaminas y minerales. Incluir verduras, hidratos de carbono como cereales integrales o proteínas de calidad (como el pescado) y grasas saludables (como la del aguacate o los frutos secos), ayudarán a mantener una alimentación saludable que garantice el aporte óptimo de nutrientes al bebé también en verano.

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

Nuevas ayudas fiscales para familias numerosas 2018

Beneficios fiscales

La legislación divide, en líneas generales, a las familias numerosas (las que tienen tres o más hijos) entre ordinarias (tres hijos o dos si uno de ellos tiene discapacidad) y especiales (cinco o más hijos o tres si uno de ellos tiene discapacidad). Las novedades van dirigidas a las familias de cuatro y seis hijos, pero esto no quiere decir que las de tres hijos o a las de cinco se queden sin ayuda. Detallamos cuáles son los principales cambios (que no afectarán a las comunidades de País Vasco y Navarra):

  • Familias de tres hijos: Se mantiene la ayuda de la que disfrutaban hasta ahora: 100 euros al mes o una deducción máxima de 1.200 euros en la declaración de la renta.
  • Familias de cuatro hijos: Su situación antes estaba igualada a la de las familias de categoría ordinaria. Ahora cobrarán 150 euros al mes por hijo y la deducción anual podría llegar a los 1.800 euros.
  • Familias de cinco hijos: La ayuda se mantiene en 200 euros al mes y una deducción máxima de 2.500 euros en la declaración de la renta.
  • Familias de seis hijos: Podrán elegir ente cobrar 250 euros al mes por niño o deducirse 3.000 euros en la declaración de la renta (hasta ahora era 200 euros al mes y 2.400 de deducción).
  • Más de seis hijos: Por cada hijo a partir del sexto la ayuda aumentará en 50 euros mensuales por hijo o 600 euros en el IRPF.

Medidas bien recibidas

La entrada en vigor de estas medidas ha sido celebrada por la Federación Española de Familias Numerosas (FEFN), ya que la mejora de las ayudas es una reivindicación histórica de esta organización, que agrupa a las más de 600.000 familias numerosas que hay en España: “Toda deducción fiscal es bienvenida puesto que es un reconocimiento al aporte social que hacen las familias numerosas”, señala Eva Holgado, presidenta de la FEFN. Del mismo modo, la ampliación del permiso de paternidad de cuatro a cinco semanas que acaba de entrar en vigor también se valora positivamente “por ir en la línea de una conciliación familiar por la que siempre hemos apostado de manera clara y contundente”, añade.

Sin embargo, desde esta Federación se ha insistido en otra medida, a su juicio tan importante como la que se acaba de aprobar: el cambiar el IVA de los pañales del 21% por el tipo superreducido (4%) que es el que se aplica a los productos de primera necesidad.

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

¿Cómo se forma la personalidad del bebé?

¿Qué rasgos vienen “de serie”?

Cuando se habla de personalidad, nos referimos a el conjunto de rasgos que conforman la manera de ser de una persona y la diferencian de las demás. Entre los rasgos innatos encontramos:

  • Ser activo o tranquilo:  Desde muy pequeñitos se ve la diferencia. Esos recién nacidos que apenas pueden sostener el cuello pero que, con los ojos muy abiertos, no se pierden detalle de lo que pasa a su alrededor. Y luego están los otros, bebés tranquilotes que podrían pasar horas mirando la vida pasar desde su hamaca sin problemas.
  • Adaptación a los cambios: Los peques flexibles son la envidia de los papás. Los ves en las noches de verano durmiendo a pierna suelta en su carrito mientras sus padres se toman algo en cualquier terraza. Hay otros a los que cualquier cambio de horario o de planes les trastoca hasta el punto de agarrarse una rabieta o tardar horas en dormirse.
  • Mayor o menor sensibilidad: Un bebé sensible llevará mal ir de brazo en brazo y puede molestarle desde un ruido de la calle que a nosotros nos pasa desapercibido hasta el simple  roce con la etiqueta de la ropa. Un bebé menos sensible será más fácil de calmar y mientras tenga sus necesidades cubiertas, es raro que se muestre descontento.

La importancia de la educación

Sin embargo, aunque los bebés vengan algunas características “de serie”, las experiencias y cómo los tratemos son igual de importantes a la hora de conformar su personalidad. Nuestra misión como papás es educar a nuestro hijo y darle todo tipo de experiencias de aprendizaje sin perder de vista su temperamento.

Por ejemplo, si es tranquilo y precavido, le daremos ese empujoncito que necesita para lanzarse a experimentar. Al peque al que le cuestan los cambios, lo mejor es exponerle a situaciones o experiencias nuevas en un ambiente en el que se sienta seguro.

Apego seguro

Los primeros meses del bebé son fundamentales para el desarrollo de la personalidad porque las relaciones tempranas (sobre todo con la mamá) van a determinar cómo serán sus relaciones en el futuro. Si cada vez que el bebé nos reclama le atendemos de la manera que sea: cogiéndolo en brazos, dándole el pecho o simplemente dejando que vea que estamos cerca, el bebé desarrollará con nosotras una relación de apego seguro.

Esto significa que sabe que su mamá está ahí para él, que es alguien importante y que merece ser querido. Su cerebro se relaja y eso le permite dedicarse exclusivamente a explorar el mundo, en vez de estar estresado pensando si su mamá aparecerá cuando la llame.  Así se construye una autoestima saludable y una buena base para la inteligencia emocional.

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

¿Qué es la hiperlactancia?

Molestias para mamá y bebé

No es una enfermedad ni un problema grave, pero la hiperlactancia sí que puede llevar consigo ciertas molestias y complicaciones tanto para la mamá como para al bebé:

  • Para la madre: La sensación de tener el pecho siempre lleno, que puede ir acompañada de dolor, el goteo constante y la necesidad de extraerse leche para descongestionar si se pasan algunas horas separadas del pequeño pueden ser incómodas para la madre. Además, estas mujeres pueden tener tendencia a sufrir obstrucciones y mastitis.
  • Para el bebé: Los bebés de mamás que tienen hiperlactancia podrían subir de peso mucho más rápido de la media. Además, el flujo continuo y abundante puede provocarles atragantamiento y también problemas estomacales como gases (tragan más aire porque la tomas son  muy rápidas y atropelladas), regurgitación, irritabilidad o inquietud, cólicos o rechazo del pecho.

¿Qué se recomienda?

Para conseguir una toma más tranquila y un mejor agarre, se recomienda extraerse una pequeña cantidad de leche antes de poner el bebé al pecho para que el flujo sea menor y más estable. Para reducir la cantidad de leche y regular la producción habría que intentar dar un solo pecho en cada toma (si molesta mucho el otro podemos extraer una pequeña cantidad solo para que deje de molestar, de lo contrario estaríamos estimulando la producción).

Las posiciones más recomendadas para dar de mamar en estos casos son: de lado y en posición vertical. También es buena idea interrumpir las tomas para que el bebé eructe y, cuando se nota subida, hacer también una pausa para dejarle respirar.

Una buena idea

Pero reducir la producción para ajustarnos al ritmo del bebé no es la única opción. También se puede utilizar la leche sobrante para hacer un regalo muy especial a bebés cuyas madres no pueden amamantarlos ¿Por qué no donar el excedente de producción a un banco de leche? Es lo que ha hecho una madre estadounidense, Elisabeth Anderson-Sierra, que acaba de batir el récord mundial de donación de leche materna.

Esta madre de dos hijos que es capaz de extraerse más de tres litros de leche al día, decidió convertir su exceso de producción en un regalo para los bebés prematuros de las maternidades de los hospitales y ya ha donado 1.569 litros.

Pero no hace falta batir récords ni tampoco sufrir de hiperlactancia para ayudar a otros bebés. Basta con llevar un estilo de vida sano y estar amamantando para poder colaborar con uno de los bancos de leche que hay repartidos por todo el país. Infórmate en la web www.aeblh.org

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

Qué hacer cuando la tos no les deja dormir

La tos se produce cuando el cerebro envía las señales de destapar las vías aéreas superiores, lo que puede ocurrir por muchos motivos: la garganta irritada por mocos, debido a una infección causada por virus o bacterias, asma, reflujo gástrico, presencia de irritantes externos como polvo, humo o frío… De cualquier manera, no alcanza con tratar la tos sino que deben corregirse las causas de la misma. Muchas veces, cuando se trata de un resfriado, la tos desaparece al cabo de unos pocos días sin necesidad de tratamiento.

Tipos de tos

Los pediatras siempre piden que los padres identifiquen el tipo de tos para evaluar dónde puede estar el problema.

Una tos con flema es propia de los resfriados y no suele presentar problemas –más que la molestia de no poder dormir. Por otro lado, la tos seca, o la tos “perruna” pueden ser indicadoras de asma o de crup, una enfermedad común en bebés y niños pequeños, que además suele estar acompañada por otros síntomas.

Algunos remedios caseros para la tos

El médico puede indicar o no medicamentos para tratar las causas de la tos. Mientras tanto, ¿qué podemos hacer para que nuestro hijo descanse, y también nosotros podamos dormir por las noches? Algunos consejos de abuelas parecen funcionar bien en caso de tos nocturna persistente:

  • Colocar un plato con cebolla en la habitación del niño.  Es la alternativa más inocua a los emplastos de eucalipto que abren las vías respiratorias.
  • Darle una cucharada de miel, que suaviza la garganta. Atención, el consumo de este alimento está contraindicado antes de los dos años.
  • Gárgaras con limón. Darle a beber zumo de limón levemente diluido, o con una pizca de sal, aunque n resulte muy sabroso es beneficioso para el niño pues el limón tiene propiedades desinfectantes.
  • Que el niño beba mucha agua. Eso lo ayudará a ablandar las mucosidades y a eliminarlas con más facilidad.

Otras recomendaciones para mejorar el descanso

Es importante cuidar que la habitación donde duerme el niño no esté muy seca. Colocar la calefacción baja, con un humidificador en la habitación para evitar que el aire no se reseque. Por supuesto que hay que mantener al niño lejos de ambientes donde se fuma. Se puede tratar el moco con solución salina y nebulizaciones. También puede servirle dormir en una posición vertical, semisentado, o con la cabeza levantada por cojines, para evitar que la congestión nasal empeore durante la noche.

 

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

Alimentación ecológica o bio para bebés

Cuando un bebé entra en casa buscamos la manera de alimentarle de la forma más natural posible. Si no teníamos unos hábitos alimenticios saludables, es el momento de hacer el esfuerzo aprovechando que queremos dar lo mejor al nuevo miembro de la familia. Además de reducir los alimentos procesados podemos optar por elegir productos ecológicos o BIO para el bebé o toda la familia.

¿Qué son los productos ecológicos?

Los productos ECO (ecológicos) o BIO (biológicos) se llaman así porque han sido cultivados o elaborados con el máximo respeto a la salud y al medio ambiente. Se refieren a vegetales que no han sido tratados con pesticidas para el control de plagas o fertilizantes sintéticos para la tierra, que han sido cultivados respetando los ciclos de la naturaleza y que no han sido modificados genéticamente. En cuando a la carne, se garantiza que no se han utilizado antibióticos para el ganado.

Para que un fabricante pueda colocar la etiqueta de ECO o BIO en su producto, este tiene que haber pasado unos estrictos controles. Desde 2009 tenemos la seguridad de que cualquier alimento que lleve estas palabras en su etiquetado tiene que venir de agricultura ecológica.

¿Qué ventajas tienen?

Consumir alimentos ecológicos es bueno para el medio ambiente y supone un sistema más justo para los productores. En cuando a la salud, hay estudios que apuntan a que consumir estos productos sería más sano que los normales y otros que apuntan a que las diferencias serían mínimas.

La industria se ha dado cuenta del “tirón comercial” que tiene la etiqueta de BIO o ECO en un producto (cuestan de media un 25% más caros) y hoy en día podemos encontrar todo tipo de productos para bebés de estas características. Sin embargo, proponemos esta reflexión: si lo que queremos es darle a nuestro hijo la alimentación lo más natural posible: ¿no será mejor ir a la verdulería o la pescadería que a la estantería de alimentos procesados del súper?

Mejor casero

¿Qué es mejor, un potito de fruta de manzana ecológica o una manzana normal y corriente? La gran diferencia en la alimentación de los más pequeños la marca la dieta y los hábitos alimenticios que tengamos en la familia. Una casa en la que nos levantamos pronto para desayunar juntos, en la que las legumbres, el pescado, las verduras y los cereales integrales son la base de los menús, donde los dulces o los alimentos muy salados se tomen solo ocasionalmente, será una familia sana. Y si queremos y podemos permitirnos alimentos ecológicos mejor que mejor.

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

Conflictos con sus amigos: ¿cómo y cuándo intervenir?

Aceptar lo natural del conflicto

Lo primero que debemos saber es que todos los niños, inevitablemente, tendrán peleas, disputas o desavenencias con sus amigos. ¡Es algo natural a todas las relaciones humanas! Por eso, antes de desesperarnos porque vemos sufrir a nuestro hijo, debemos respirar hondo y recordarnos a nosotros mismos que aprender a lidiar con los conflictos entre pares es una parte importante de la socialización y del crecimiento.

Escuchar activamente

Muchas veces nos apresuramos por proponerle una solución a nuestro hijo cuando en realidad, lo que necesita el niño es aprender a resolver él mismo sus conflictos con los amigos –también con sus hermanos . A veces, todo lo que hace falta es que el niño se sienta escuchado, para que pueda expresarse en voz alta y dar él mismo con la manera de solucionar el problema. Brindarle atención al niño, preguntarle por sus sentimientos, ayudarle a identificar el conflicto, puede ser lo que haga falta para que él mismo llegue a la resolución.

Enseñarle a ponerse en el lugar del otro

Uno de los valores más importantes que debemos transmitir a nuestros hijos es la empatía, es decir, saber identificar los sentimientos de otras personas. Ante un conflicto, es bueno no tomar partido de inmediato, sino hacerle entender al niño que ambas partes involucradas pueden sentirse heridas o molestas (también su amigo ) . Preguntarle al niño cosas como “¿Por qué crees que Josefina no quiso invitarte a merendar a su casa?”, “¿Cómo piensas que se sintió Pedrito cuando le quitaste su juguete?” puede ayudarlos a sentir lo que el otro siente y así comprender que las peleas son cosa de dos.

Fomentar el diálogo y la calma

Es importante que les enseñemos a nuestros hijos a no agredir al otro y a evitar las peleas. Los conflictos deben resolverse conversando. Para eso, los padres debemos ser los mejores maestros y predicar con el ejemplo: que nuestros hijos sientan que su hogar es un lugar seguro, donde los problemas se resuelven hablando, y donde no se grita ni mucho menos se pega.

Cuándo intervenir activamente

Existen ciertas situaciones donde el conflicto con sus pares se le escapa de las manos al niño, y debemos intervenir, ya sea separándolos directamente (como ocurre cuando dos niños preescolares se están empujando o golpeando) o bien mediando entre ellos, o bien acudiendo al colegio en busca de ayuda de los docentes . Los casos más extremos son el del niño que es hostigado por sus pares, o el de aquel que por su timidez termina aislándose. En estos casos sí, es posible que si no actuamos a tiempo el niño arrastre muchos años estos problemas y que no pueda encontrar por sí solo una salida. Debemos reconocer que estas situaciones van más allá de un “problema entre niños” e intervenir para proteger a nuestro hijo.

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

¿Qué ocurre los primeros días de embarazo?

¿Cuándo comienza un embarazo?

El embarazo empieza en el momento en que un espermatozoide fecunda al óvulo, a mitad de un ciclo menstrual cualquiera. Pero claro, no es sencillo determinar el momento en que se produce una concepción. Incluso si has mantenido una única relación sexual y recuerdas perfectamente el día y la hora, nadie puede determinar si al espermatozoide le llevó horas –o incluso días- ascender hasta las trompas de Falopio.

Por eso los médicos cuentan las semanas de embarazo a partir de la fecha de la última menstruación, incluso cuando en las semanas 1 y 2, paradójicamente, no estabas embarazada todavía. De hecho, no lo sabrás por lo menos hasta la semana 5 o 6, cuando el atraso de la regla te dé la pauta de lo que ha ocurrido.

 

Una célula nueva y única

El espermatozoide y el óvulo son las únicas células humanas que en lugar de tener 46 cromosomas, tienen 23. ¿Por qué? Precisamente, porque están diseñadas por la naturaleza para juntarse una con otra y así dar una combinación de ADN única e irrepetible (bueno, a no ser que se trate de gemelos idénticos, que son virtualmente clones). El nuevo ser que comienza a formarse tendrá características mezcladas de ambos progenitores. ¿Se parecerá a mamá o a papá? Por ahora, es una pelotita de células, pero sus características físicas (como el sexo o el color de pelo) ya están “encriptadas” en sus genes.

 

De cigoto a mórula

Durante el primer mes de embarazo , esa primera célula fecundada conocida como cigoto –palabra que deriva de un término griego para “unido”- desciende por la trompa de Falopio hasta llegar al útero. Se irá dividiendo en varias células aunque todavía no aumenta de tamaño. Cuando tenga 32 células, después de 4 días, se lo llamará mórula, justamente porque parece una mora muy pero muy pequeñita.

Algo importante de esta etapa es que las células todavía están indiferenciadas, es decir, que son todas iguales. Pronto, un grupo de células envolverá a otro grupo y entonces se diferenciarán las que formarán la placenta de las que constituirán el embrión.

 

¿Puedes sentir algo tú?

Algunas mujeres dicen presentir el embarazo por una mayor sensibilidad a los olores, mayor cansancio o pechos sensibles. Lo cierto es que esos síntomas , propios del principio del embarazo, suelen aparecer conforme transcurren algunas semanas.

Es muy difícil diferenciar en estos primeros días las verdaderas sensaciones físicas de tu propio deseo de ser madre. Si estás buscando un bebé, tal vez tiendas a interpretar cada pequeño mareo, cada sensación, como un indicio de que te has quedado embarazada, cuando en realidad, si el embarazo llegara de sorpresa ¡lo más probable es que no tuvieras ni la más mínima sospecha!

 

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

Lista de canciones para viajar con niños

  • Aumenta el vocabulario de los niños.
  • Mejora la memoria.
  • Mejora la concentración.
  • Estimula la creatividad y su imaginación.
  • Mejora el control del estado de ánimo.
  • Aumenta la autoestima.
  • Mejora la salud.

Como veis, los beneficios que aporta la música son lo suficiente importantes como para no dejarlos pasar por alto, por este motivo hoy quiero compartir contigo una lista canciones niños más adecuadas para viajar.

Nuestras canciones para nuestros niños

Los adultos sentimos mucha nostalgia por lo bueno de nuestra infancia. Qué mejor que recuperar nuestros mejores momentos de la infancia para ofrecérselos y compartirlos también con nuestros hijos. 

Si echamos la vista atrás en el tiempo podemos encontrar un montón de música que a nosotros nos encantaban, Parchis, Miliki, La Bola de Cristal, Enrique y Ana… A continuación os dejamos unos playlists para los más nostálgicos.

  • Parchis

  • Miliki

 

  • La bola de cristal

 

  • Enrique y Ana

 

  • Torrebruno

 


Canciones populares

Dejando nuestro lado nostálgico no del todo apartado, en esta ocasión os vamos a recomendar que pongáis a vuestros hijos canciones populares. Precisamente por ser populares, son canciones que todo niño debería conocer. A continuación os dejamos unas cuantas:

 

Canciones infantiles de sus personajes favoritos

Algunas de las canciones favoritas de tus hijos están relacionadas con sus personajes favoritos de ficción, como Bob Esponja o Peppa Pig. Te damos a conocer algunas:

  • Bob Esponja

Bob Esponja es uno de los personajes favoritos de los niños, por tanto, es muy probable que a tu hijo/a le encanten las canciones del simpático Bob. 

  • Frozen

Sin duda la película infantil Frozen ha conseguido impresionar a los más pequeños de la casa, no sólo por el argumento en sí, sino también por sus canciones. En el siguiente vídeo puedes escuchar y ver la letra de las canciones de la película:

  • Peppa Pig

Otro personaje que gusta mucho a los peques es Peppa Pig y sus canciones también.

 

Canciones infantiles de hoy

No vamos a olvidarnos de recomendaros las canciones más modernas, tus hijos tienen hoy en día un repertorio muy rico en canciones infantiles para que añadas a la lista de reproducción de tu coche.

  • Canciones para bailar

No todas las canciones infantiles se pueden bailar tan bien como estas.

  • Canciones infantiles actuales

Para finalizar os dejamos una playlist de las canciones más actuales, concretamente de este año.

Seguro que con esta selección de canciones tus pequeños quedarán encantados y el viaje en coche se les hará menos pesado.

Los portabebés más fresquitos para el verano

Tomando las debidas precauciones, como proteger su cabeza del sol, y eligiendo el portabebés adecuado, se puede portear perfectamente al peque tanto en invierno como en verano.

¿Cuál elegir?

  • Bandolera de anillas: Es fácil de ajustar y solo tiene una capa de tela entre el bebé y el porteador. Eso, unido a que la posición por excelencia es al costado (menos contacto cuerpo-cuerpo) convierte a la bandolera de anillas en el portabebés estrella del verano. Elegir un tejido natural y transpirable como el bambú, el cáñamo o el lino hará que nuestro peque vaya la mar de cómodo y fresquito.
  • Portabebés de agua: Están hechos del mismo material que los bañadores y son perfectos para los primeros chapuzones con nuestro peque (o para tener las manos libres si tenemos que cuidar de más niños). La pega es que no se trata de un material especialmente transpirable y puede dar calor si lo usamos fuera del agua. Además, no ofrece tanta sujeción como otros sistemas.
  • Los mei tais combinan la adaptabilidad de los fulares con la comodidad de las mochilas y, si elegimos uno fabricado con tela ligera, se convierte en el complemento perfecto para nuestro bebé en verano. Hay que tener en cuenta que se recomienda su uso para bebés a partir de seis meses, porque no ofrece suficiente sujeción en los costados para los más pequeños.
  • Mochilas ergonómicas: Casi todas las marcas están sacando la versión veraniega de sus modelos más vendidos. Tejidos más ligeros y acolchados más delgados aseguran un porteo seguro y fresquito sin perder comodidad.
  • Ayudabrazos: Se usan con bebés mayorcitos y consisten en un asiento, normalmente de redecilla, que se suele llevar cruzado y apoyado en el hombro contrario. Solo nos dejan una mano libre, pero son ideales para los peques en esa etapa de sube-baja (quiero explorar, pero también bracitos) y perfectos para llevar como portabebés de emergencia porque caben en un bolsillo.

Consejos para portear en verano

  • El portabebés cuenta como una capa más tanto como para el bebé como para el porteador, así que es importante llevar ropa ligera.
  • No es conveniente que el bebé esté piel con piel con nosotros por un exceso de sudoración que podría provocar que le salieran granitos o alguna irritación. Podemos arreglarlo colocando una muselina entre su cuerpo y el nuestro.
  • Protegerle del sol: Algunos tipos de portababés como las mochilas pueden tener una especie de toldo que les protege del sol directo. Si no es así, habrá que utilizar cremas, gorros o ropa para proteger las partes descubiertas de los rayos del sol.
  • Hidratarles: Los bebés, cuanto más pequeños sean, no regulan bien la temperatura y son más susceptibles a los golpes de calor. En verano hay que ofrecerles pecho con frecuencia y, si toman biberón, más tomas o agua a partir de los seis meses.
  • Tanto en verano como en invierno, asegúrate de que el portababebés que eliges es ergonómico. Para ello nada mejor que acudir a una consultora especializada en porteo.

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo: