Vuelta al cole: establecer de nuevo las rutinas

Volver a la normalidad

Tanto si acabas de volver de vacaciones como si te has quedado en casa este verano, seguramente los niños estén un poco “asilvestrados” después de las vacaciones. Pero todo se acaba y la familia tiene que ir poniéndose en modo vuelta al cole, mejor de un modo gradual. ¿Qué se puede hacer para llevar a cabo la transición de forma suave?

 

  • Date un tiempo: Una semana será suficiente para adaptarnos física y mentalmente para el cambio de rutinas.
  • Ajusta los horarios de las comidas: Como los niños se levantan (y desayunan) tarde, al final se come tarde. Dormimos, la siesta, un heladito y otra vez nos dan las tantas para cenar. Aquí se trataría de ir adelantando, cada día 15 minutos, por ejemplo, los horarios de las comidas hasta llegar a la hora habitual durante el resto del año.
  • Ajusta los horarios de sueño: Esto puede ser lo más complicado y harán falta grandes dosis de paciencia. Si el peque se ha acostumbrado a estar en la calle echando carreras mientras nosotros nos tomamos algo en la terraza o (algo que les encanta) ver la tele hasta quedarse dormido en el sofá, es difícil convencerles de que se metan en la cama cuando todavía es de día. Además de hacerlo de forma progresiva, también ayuda introducir los rituales del sueño que hemos dejado un poco aparcados. Tras una ajetreada tarde de juegos (sin siestas tardías), bajamos el ritmo, retomamos el baño, cena y cuento y a dormir. No te desanimes si se muestra poco colaborador. Es normal que se haya acostumbrado a la nueva dinámica, pero las rutinas que has trabajado durante tanto tiempo no se han ido; simplemente hay que recordárselas.

 

Espíritu positivo

Prepararnos para la vuelta al cole (o el trabajo) no tiene por qué ser algo negativo. Como papás, proyectamos lo que sentimos y si afrontamos el final del verano con tristeza y apatía, nuestros hijos lo vivirán también así.

Podemos pensar en las cosas positivas que tiene la vuelta a la rutina, como retomar el contacto con los compañeros de trabajo y volver a realizar esa actividad que nos gusta. También ayuda pensar en las actividades de ocio o escapadas que realizaremos durante el nuevo período que empieza.

Con los niños, organizaremos la vuelta al cole con ilusión: preparar el material escolar, poner su nombre en la ropa, su mochila… implicarlos en estos preparativos es la mejor manera de crear expectación en ellos sobre una nueva etapa llena de retos en vez de dar la idea de que es una vuelta “a la vida normal”.

 

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

¿Cuánto nos costará la vuelta al cole en 2018?

¿Cuánto puede costar?

Según un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), las familias españolas gastamos una media de 1.212 euros por niño (entre 3 y 17 años) por cada curso escolar. Y el principal desembolso lo hacemos a principio de curso, que es cuanto toca comprar libros, uniformes en caso necesario, etc.

 

Sin embargo, esta estimación varía mucho dependiendo de si nuestro hijo va a estudiar en un centro privado (4.086 euros por año), concertado (1.856 euros al año) o público (841 euros al año). También influye el ciclo educativo del niño, siendo los de primaria los que más caros nos salen, sobre todo por el precio de las actividades extraescolares.

 

Por apartados, la media de gasto sería:

  • Matrícula: Alrededor de 170 euros.
  • Uniformes: De media 151 euros.
  • Material escolar: Unos 280 euros de media.
  • Extraescolares: 60 euros al mes de media
  • Transporte: 96 euros mensuales
  • Comedor: Media 40 euros mensuales

 

¿Cómo ahorrar?

Con tanto gasto, no es de extrañar que las familias busquen fórmulas para sobrellevar la “cuesta de septiembre” lo mejor posible. Algunas de ellas serían:

 

  • Subvenciones: Infórmate en tu Comunidad Autónoma o Ayuntamiento de las ayudas que existen para escolares respecto a la compra de libros, transporte escolar o becas de comedor. Es importante estar atentos a los plazos.
  • Reciclar: Algo tan normal en nuestra infancia como heredar libros y uniformes entre hermanos, primos o amigos y que había dejado de hacerse, vuelve a verse en las aulas. Y no sólo por la crisis económica, sino también por una mayor conciencia de que hay que reciclar y darle nueva vida a los objetos en lugar de estar comprando y desechando cosas nuevas continuamente.
  • Utilizar las nuevas tecnologías: Las plataformas de venta e intercambio de productos de segunda mano por internet son, a principio de curso, un hervidero de actividad donde encontrar útiles en buen estado por menos de la mitad de su precio. En algunas localidades (a través del mismo colegio, la biblioteca o el Ayuntamiento) se realizan  sistemas de intercambio de libros o uniformes.
  • Adelantarse: En lugar de realizar todas las compras en el último momento, conviene adelantarse y aprovechar las vacaciones de verano para ir mirando precios, hacer inventario de lo que tenemos en casa y podemos ahorrarnos, comprar tiendas o ir pidiendo a amigos y familiares que localicen lo que nos puede venir bien.

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

Aumenta el número de ahogamientos por descuidos de los padres mirando el móvil

Las cifras hablan

En España, el número de ahogamientos se ha duplicado en los últimos cinco años. En 2013 hubo 262 accidentes con consecuencia de muerte y esta cifra se ha duplicado hasta alcanzar 539 el año pasado, según la Asociación Española de Técnicos en Salvamento Acuático y Socorrismo (AETSAS).

Este año ya son 20 los menores de edad ahogados y esta “baja” cifra se debe, según los expertos, a la llegada tardía de las altas temperaturas.

 

Piscinas en casa, las más peligrosas

Las piscinas de casa (tanto las privadas como las de la comunidad) sin supervisión son las más peligrosas para los niños, principalmente para los menores de cinco años.

Las piscinas públicas con vigilancia también contribuyen a engrosar las cifras: “las piscinas públicas se utilizan a menudo como ‘guardería’ de niños con escasa o inexistente supervisión adulta. Recordemos: la responsabilidad de la supervisión de los niños es de los adultos, el socorrista es una capa adicional de protección”, se advierte desde la plataforma www.ahogamiento.com

 

El móvil, en modo avión

“Llevamos muchos años alertando de que el móvil es un elemento de distracción enorme cuando tenemos pequeños a nuestro cargo”, afirma María Ángeles Miranda, consultora en prevención de accidentes infantiles. “Tanto en el caso de los espacios acuáticos, como en el coche: el móvil es mejor dejarlo en modo avión o simplemente olvidarlo. No hay mejor prevención que disfrutar con nuestros hijos en una piscina o en una playa”.

 

Según los expertos, para que disminuya el número de accidentes se han de articular varias “capas de protección”: supervisión adulta; barreras de acceso al agua; dispositivos de flotación homologados; enseñanza de habilidades acuáticas; aprendizaje de la RCP por los cuidadores; etc. de modo que se consiga reducir al mínimo la posibilidad de que ocurra un incidente y, si ocurre, poder detectarlo e intervenir a tiempo.

 

Este verano, cuando tu hijo esté en el agua, el móvil solo para hacerle fotos.

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

Nombres para tu bebé: nombres de niña 2018

Una buena alternativa para conocer cuál es el ranking de nombres así como poder buscar nombres por inicial para ayudaros a elegir el nombre de vuestra peque, es la herramienta de nombres de Letsfamily que ponemos a tu disposición

Nombres bebé 2018, la importancia de elegir bien

Las familias buscan nombres que gusten a los dos, pero también que tengan significado especial. Por eso, conocer el significado es una de las tendencias más comunes a la hora de elegir nombre para una niña por ejemplo. Asimismo también se suelen fijar mucho en los nombres extranjeros y no precisamente en los nombres sajones sino de otros países. 

Por ejemplo, Aruna, en algunos pueblos del Pacífico, se usa como nombre para él y para ella y en algunos lugares quiere decir “la viajera incansable”, mientras que en otros significa “la hija querida o esperada”. Es cuestión de buscar aquel que más guste y si coincide con un significado especial, seguramente tendrá muchas papeletas para ser elegido.

La decisión debe ser consensuada entre mamá y papá. Será el nombre que llevará toda su vida y también marcará, en parte, su personalidad. Aunque hay nombres muy comunes conocidos por todo el mundo, hay otros que siempre destacan cada año.

Algunos de los nombres para niña más buscados

Martina es uno de los nombres que más suele aparecer en los últimos años y es uno de los más populares este 2018. Es la forma femenina del nombre Martín, sus raíces son latinas y su significado es “consagrado a Marte”.

Carla también es otro nombre muy popular que lleva manteniéndose durante mucho tiempo en lo más alto. Es la forma femenina del nombre Carlos y al igual que éste, el significado es “la mujer fuerte”.

Valentina tiene sus raíces en el latín, exactamente en el nombre valens, que quiere decir “valiente”. Es la forma femenina de Valentín y es otro de los nombres que siguen manteniéndose en lo más alto de las listas de nombres para niñas.

Gabriella, forma femenina del nombre Gabriel, tiene orígenes hebreos y quiere decir “mujer protegida por Dios”. Aina es otro nombre con origen hebreo y posibles raíces árabes; significa “Dios tiene misericordia”.

Gala tiene origen germánico y deriva de la voz Gal. Hace referencia a una tribu bárbara establecida en Francia y significa “gobernante”.

Nombres para tu bebé: nombres de niño 2018

Otra alternativa es la de hacer uso de opciones como la que encontramos en Letsfamily con su herramienta de nombres, con la que cualquier persona podrá ver el ranking de los nombres así como poder buscar nombres por inicial para encontrar aquel nombre que guste a mamá y a papá.

Aunque los nombres extranjeros, sobre todo los ingleses, tuvieron su éxito hace no demasiado tiempo, hay nombres españoles que gustan y mucho, aunque también hay opciones de otros países, como por ejemplo de Japón, nombres nórdicos o incluso algunos étnicos.

Propuestas de nombres bebé 2018 para tu hijo

Mateo es uno de los nombres más buscados desde hace ya unos cuantos años y se mantiene arriba, siendo una opción para muchas mamás y papás. Su origen es hebreo y significa “don de Dios”.

Otro nombre muy apreciado es el de Lucas, que también lleva mucho tiempo en lo más alto de los nombres más buscados. Su origen es grecolatino y significa “el que resplandece” o “el que es luminoso”

Aarón es un nombre del que no se tiene una exactitud de su origen y dependiendo del pueblo, puede tener diferentes significados como “el iluminado”, “montañoso” o “instructor” entre muchos otros significados.

Isaac es un nombre de origen hebreo en su variante español, en hebreo es Yishaq y significa “aquel que hace reír” o “quien trae la felicidad”, un significado muy apropiado para cualquier nombre de niño.

Hugo es otro de los nombres que parece que más gustan a mamás y papás en este año, aunque lleva teniendo un gran éxito desde hace cierto tiempo. Su origen es germano y quiere decir “inteligente”, “brillante” o “perspicaz”.

Al igual que sucede con su variante en femenino, Gabriel es un nombre que siempre está entre muchas de las opciones a la hora de elegir nombre para un niño. Su origen también es hebreo y significa “la fuerza y el poder de Dios”.

Menos divino y más terrenal es Unai, un nombre que tiene su origen en el País Vasco y que quiere decir “pastor de vacas”. Es uno de los nombres más famosos en Euskadi y ese éxito ha traspasado sus fronteras

Para finalizar, os dejamos con otro nombre vasco, Asier. Es un nombre que no figura en el santoral porque es literario, fue creado por F. Navarro Villoslada y aparece en una novela del siglo VIII. Desde ese momento, este nombre se ha convertido en uno de los más apreciados en Euskadi y ahora ha dado el salto al resto de España.

Cómo hacer un seguimiento completo del embarazo

Seguimiento de embarazo con aplicaciones móviles

En el momento en el que la mujer queda embarazada, son muchas las ganas por conocer al pequeño y saber que el desarrollo del embarazo es correcto. Las aplicaciones móviles permiten hacer un correcto seguimiento del embarazo, con un montón de extras que resultarán de gran ayuda, sobre todo para las madres primerizas.

Con esta clase de aplicaciones, cualquier futura mamá podrá ver respondidas todas las preguntas que poco a poco le van surgiendo en cualquier momento. Además se pueden encontrar vídeos, guías así como muchas experiencias de otras madres, con lo que las futuras mamás podrán estar más tranquilas.

Además, muchas de las aplicaciones para hacer seguimiento de embarazo cuentan con muchas otras características de importancia como puede ser el calendario, una función específica para hacer un completo seguimiento a los movimientos que tiene el bebé o incluso otra función específica para ayudar a la visualización sobre en qué momento se encuentra el desarrollo del bebé.

Pero estas no son las únicas características que podemos encontrar en muchas apps existentes, también podemos encontrarnos con otras que permiten:

  • Comparar síntomas con los de otras mamás.
  • Hacer un seguimiento de los análisis clínicos realizados.
  • Controlar el peso durante el embarazo.
  • Llevar la cuenta atrás para el nacimiento.
  • Controlar el peso y desarrollo del bebe.
  • Información sobre la dieta y ejercicio que la madre debería hacer.
  • Contador de patadas y contracciones.
  • Temporizador de contracciones.

Aunque haya infinidad de aplicaciones móviles, el seguimiento de embarazo también puede hacerse de otras formas, como por ejemplo mediante las visitas periódicas al profesional médico, que será quien se encargue de revisar que todo va como se espera y nos irá aconsejando en todo momento.

Internet también es una formidable plataforma para hacer un correcto seguimiento del embarazo. Actualmente podemos encontrar un gran número de excelentes propuestas,  que nos permitirán llevar un completo registro de todo. Incluso nosotras con una agenda especial creada para este fin y donde todos los aspectos estarán bajo control. Incluso puedes utilizar la calculadora de embarazo de Letsfamily que te permitirá saber cuándo nacerá tu pequeño.

Son muchas las alternativas para llevar un correcto seguimiento de embarazo, con lo que cualquier futura mamá estará mucho más tranquila dado que podrá conocer experiencias de otras mujeres, ver vídeos, recibir consejos y muchos otros aspectos que permitirán que cualquier mujer embarazada pueda estar completamente tranquila en esta etapa tan bonita.

Todo sobre las pruebas de embarazo

El temido falso positivo y falso negativo

Uno de los muchos temores que tienen muchas chicas y mujeres al hacerse una prueba de embarazo son los falsos positivos y los falsos negativos. El falso positivo es el resultado en el que se indica que se ha producido fecundación aunque realmente no es así. El falso negativo se refiere a cuando la prueba no revela nada, pero la gestación se está llevando a cabo.

¿Por qué puede fallar esto? Por ejemplo, los test de orina que se pueden comprar en la farmacia, están disponibles para cualquier mujer que dude de si está o no embarazada. Estas pruebas tienen en cuenta el nivel de la hormona gonadotropina coriónica humana o hCG en la orina.

Es muy importante en la mayoría de las pruebas de embarazo dado que la produce el embrión en una primera fase de la gestación. Dependiendo de diferentes factores, los resultados pueden llegar a fallar, sobre todo debido al momento en el que se hagan. Por eso es tan importante saber cómo se hace una prueba de embarazo correctamente.

Los resultados son fiables a partir del primer día de retraso en la menstruación, pero hay que tener en cuenta los periodos menstruales irregulares, pudiendo obtener resultados erróneos en un primer intento. Lo más recomendable es repetirlo a los dos o tres días, cuando la presencia de la hCG es más estable y puede revelar si hay embarazo o no.

La prueba del embarazo mediante análisis de sangre

Para saber con exactitud si se está embarazada o no, se puede hacer un análisis de sangre que pueda detectar las pequeñas cantidades de la hormona hCG que se produce durante la gestación. Si los valores de la hCG son mayores a 5,0 mIU/ml está embarazada.

Esta prueba tiene una ventaja y es que puede realizarse antes de que se pueda retrasar la menstruación. Además no es necesaria la prescripción médica ni tampoco hacer ayuno. Por norma general, el resultado se tiene a las pocas horas después de haber hecho el análisis.

<h2>Test electrónicos y convencionales</h2>

Los test electrónicos, como por ejemplo el de Clearblue así como el resto que podemos encontrar en las farmacias, tienen un alto índice de acierto, siempre que se hayan usado correctamente como recomienda el fabricante. 

La prueba del aceite

Otras opciones pueden ser las tradicionales, las que utilizaban nuestras abuelas, aunque estas son menos fiables que las que hemos citado anteriormente. Una de ellas es la prueba del aceite, un clásico que consiste en recoger en un recipiente de cristal limpio un poco de la orina a primera hora de la mañana.

Se deja reposar y enfriar durante al menos una hora. Posteriormente, con un gotero esterilizado se echan dos gotas de aceite en el recipiente, una en cada extremo del vaso. Si después de unos 3 o 4 minutos las gotas se han unido, es que existe embarazo. Si no se unen, puede que se deba solo a un retraso en la menstruación.

En cualquier caso, hay que optar por aquellas pruebas que tengan una alta efectividad, saber que su precio no es caro y que si se siguen correctamente las instrucciones, el resultado no tardará en aparecer con un alto porcentaje de acierto.

Embarazo semana a semana: Enlaces de interés

Primer trimestre

  • Semana 5 de embarazo: Se te hincharán los pechos y serán más sensibles. Orinarás más y te sentirás cansada, con náuseas y posiblemente tengas sueño durante el día.
  • Semana 6 de embarazo: El corazón de tu hijo ya ha comenzado a latir. Debes restringir el tabaco y el alcohol si tienes esa adicción. La razón es porque hasta la semana 10 se estarán formando sus órganos.
  • Semana 7 de embarazo: Se desarrolla el oído interno, la laringe, la apertura de la boca, las fosas nasales, etc.
  • Semana 8 de embarazo: Los brotes de los dientes se comienzan a formar, se desarrolla el olfato y los hemisferios cerebrales pueden apreciarse.
  • Semana 9 de embarazo: Se pueden detectar las ondas cerebrales del bebé y comienzan a desarrollarse sus articulaciones.
  • Semana 10 de embarazo: Los órganos sexuales se desarrollan externamente. Falta poco para saber si es niño o niña.
  • Semana 11 de embarazo: El bebé ya no es un embrión, se ha convertido en un feto. Ya ha formado los órganos y ahora los irá desarrollando.
  • Semana 12 de embarazo: Se reducen los riesgos de aborto y el vientre comienza a crecer.
  • Semana 13 de embarazo: El bebé sigue creciendo sin parar, las cuerdas vocales comienzan a desarrollarse.

Segundo trimestre

  • Semana 14 de embarazo: Las hormonas aumentan la producción de melanina. En tu cuerpo aparece un pelo muy fino llamado lanugo.
  • Semana 15 de embarazo: Tu corazón tendrá que bombear un 20% más de sangre. Cualquier esfuerzo te provocará falta de aire y cansancio.
  • Semana 16 de embarazo: Poco a poco el bebé irá desarrollando la percepción y comienza a mostrar diferentes expresiones.
  • Semana 17 de embarazo: Cuando el bebé está despierto no hace más que moverse. Lo notarás.
  • Semana 18 de embarazo: El bebé comienza a escuchar lo que pasa a su alrededor.
  • Semana 19 de embarazo: El sistema nervioso y la masa cerebral del bebé se desarrollan muy rápido. Se multiplican sus neuronas motoras, conectando músculos al cerebro.
  • Semana 20 de embarazo: La piel del bebé se va haciendo más gruesa y le van apareciendo las líneas de las manos y pies.
  • Semana 21 de embarazo: El bebé percibe cada vez mejor lo que pasa a su alrededor. Puedes calmarle con tu voz.
  • Semana 22 de embarazo: El bebé duerme con más regularidad y tú sentirás contracciones en el útero.
  • Semana 23 de embarazo: Los ojos del bebé se han formado pero el iris no tiene color. Tú notarás molestias cuando hagas alguna actividad física.
  • Semana 24 de embarazo: Notarás cada vez más cómo se mueve el bebé en tu vientre.
  • Semana 25 de embarazo: El bebé sonríe y bosteza. Comienza a formarse su columna vertebral.
  • Semana 26 de embarazo: Notarás cómo da cada vez más patadas.
  • Semana 27 de embarazo: Los pulmones comienzan a prepararse para funcionar tras el parto.

Tercer trimestre

  • Semana 28 de embarazo: Es un buen momento para una ecografía 4D y verlo nítidamente.
  • Semana 29 de embarazo: El bebé puede regular su temperatura corporal. La madre notará cambios hormonales y es cuando más se engorda.
  • Semana 30 de embarazo: Es más consciente de lo que le rodea y tú notarás más contracciones de Braxton Hicks.
  • Semana 31 de embarazo: El cerebro sigue desarrollándose rápidamente. Tus pechos comienzan a prepararse para la lactancia.
  • Semana 32 de embarazo: Tu hijo gana grasa y tejido muscular, se mueve más y tú, notarás más presión en el útero y también pueden salirte varices.
  • Semana 33 de embarazo: El bebé sigue engordando y creciendo. Es posible que padezcas ciática y lumbalgia.
  • Semana 34 de embarazo: Los ojos del bebé parpadean y tú notarás las contracciones de Braxton hicks más intensas.
  • Semana 35 de embarazo: El bebé se va colocando y presionará tu pelvis, haciendo que tengas más molestias.
  • Semana 36 de embarazo: Su cara se va pareciendo cada vez más a la de un recién nacido. Puedes tener leves pérdidas de orina.
  • Semana 37 de embarazo: El feto está listo para nacer y está muy fuerte. Te costará trabajo caminar y puedes perder el tapón mucoso.
  • Semana 38 de embarazo: Te sentirás muy torpe y podrás sentir contracciones falsas en la zona de la espalda, pelvis y parte inferior del abdomen.
  • Semana 39 de embarazo: Cada vez se mueve menos porque tiene menos espacio, aunque podrás seguir notándole.
  • Semana 40 de embarazo: Es la semana en la que nacen los bebés. Si no llega el momento a final de esta semana, el médico puede inducir el parto.

Pautas para el primer año de cole

La adaptación

En algunos colegios, ofrecen la posibilidad de que los pequeños vayan pocas horas durante las primeras jornadas de colegio, incrementando la carga horaria de manera paulatina. Estos periodos de adaptación son importantes para que el niño se habitúe al nuevo espacio y conozca bien a su maestro. Por supuesto que al tener que trabajar, queremos que el niño cuanto antes realice el horario completo, pero debemos tener paciencia, respetar los tiempos de adaptación, permitir que el niño se exprese –y que llore, si eso ocurre- sin censurar sus sentimientos.

 

¡Cuántos niños!

Aún si nuestro hijo concurre a una escuela infantil desde que era un bebé, el cole “de mayores” supone un shock porque de repente se encuentra rodeado de muchos más niños mayores que él.

Normalmente existe una entrada individual para los más peques. Si no fuese así, es muy común que su entrada y salida se adelante para no coincidir con los más mayores. Les veréis formas filas o ir enganchados al mítico gusanito. Con respecto a la primaria, en general está ubicada en otro edificio, pero aún si compartiesen espacios, se procura que los horarios de recreo no coincidan.

 

Organizarse con tiempo

Adiós a la flexibilidad horaria de las escuelas infantiles, ahora es más importante que nunca ser puntuales. Salir de casa con anticipación nos permitirá llegar en horario tanto a la entrada como a la salida del cole. También es un buen consejo preparar los útiles escolares y la mochila la noche anterior.

 

¿Cómo es su jornada?

Las actividades ahora que nuestro hijo va al cole están más pautadas que cuando era pequeñito. ¡Esto no quiere decir que no juegue ni se divierta! Pero sí que deberá aprender ciertas reglas, como hacer fila, sentarse en ronda, o esperar su turno para hablar. Es bueno que nuestro hijo tenga recreos al aire libre, pero no olvidéis que también necesita tiempo para jugar cuando regrese a casa. Por eso, este primer año procurad no sobrecargarlo de actividades extraescolares.

 

¿Debe quedarse a comer en el cole?

Si tienes la posibilidad de que tu hijo coma en casa o que se quede a comer al colegio, considera:

  • La distancia del cole a casa: No vale la pena cortar su jornada si se pasará ese rato viajando.
  • Su autonomía para comer: Si bien los niños están supervisados, nadie le dará de comer a tu hijo si no se alimenta solo.
  • Qué tan melindroso es con los alimentos: Al contrario de lo que podría pensarse, un niño que no come muy bien puede beneficiarse del comedor, aprendiendo por imitación a comer más cosas.

¿Cómo se está preparando vuestra familia para el primer día en el cole?

¿Cómo varían los percentiles de los bebés en niños y niñas?

La importancia de los percentiles

Los percentiles tienen tanta importancia que son muy utilizados por los pediatras. Con ellos, pueden comprobar y comparar que el crecimiento así como el desarrollo de los bebés es el más adecuado. En caso de que el pequeño no presente un crecimiento correcto, el pediatra tendrá como misión saber cuáles on las causas.

Es importante tener en cuenta que todas las mediciones se deben hacer en la consulta de siempre con el pediatra, donde medirá el peso o la talla entre otros aspectos, para controlar al máximo el desarrollo de los niños y las niñas. Aunque lo normal es medir talla y peso, hay tablas para otros aspectos como por ejemplo la grasa corporal y el perímetro de la cabeza entre otros.

Todos los datos se interpretan en relación tanto con la edad como con el sexo, nunca de forma aislada o independiente, la razón es porque el patrón de crecimiento es sensiblemente diferente entre niños y niñas.

El crecimiento de niños y niñas es diferente, los percentiles también pueden serlo

Es importante tener en cuenta que como niños y niñas crecen de forma diferente, no hay que alarmarse mucho si leemos las tablas de percentiles por nuestra cuenta. Lo importante es ver la evolución de los percentiles en el tiempo y controlar la relación de la altura con el peso del niño o de la niña.

Por ejemplo, con las tablas de altura no es necesario que siempre esté el mismo percentil dado que la mayoría de niños va cambiando de percentil según va pasando el tiempo. En ocasiones suben al siguiente percentil o bajando al anterior. Además, es necesario recordar que el peso suele ir ligado al cambio del percentil de la altura. El pediatra te podrá responder a todas las dudas que tengas y descubrirás que no tendrás nada de qué preocuparte.

Puede que pienses que además de la alimentación no se puede hacer porque niños o niñas crezcan más, por lo que medirlos con percentiles no tiene demasiado sentido. Al contrario, es muy importante porque se puede ver que están creciendo de una manera correcta. En caso de que haya algún problema físico u hormonal que pueda llegar a afectar el crecimiento, con las tablas de percentiles podremos saber que se están estancando respecto al crecimiento que deberían tener.